LA ETERNIDAD EN 10 MINUTOS

Ernesto Parga Limón

Llego 10 minutos antes de que empiece la misa, son las 11:50, pongo en silencio el teléfono y me dispongo a esperar, pienso que tengo un poco de tiempo para visitar a mis padres cuyos restos descansan en la pequeña cripta de la iglesia a la que asisto.

 Me dirijo ahí, los acordes y las voces del coro que ensaya me acompañan:

♫♪Sáname Señor, hoy quiero vivir, dame tu amor, sin ti
no puedo ser feliz. ♫♪

Entro en el recogido espacio, para mí un auténtico Sanctum Sanctorum, allí reposa en espera de los suyos mi madre Rosa; la de la faz hermosa, la del dulce mentón de azúcar, la del olor a rosa; desde ahí también incansable mi padre vigila el bienestar de sus hijos y de sus nietos y tal vez, yo así lo creo, como los dioses en la Ilíada interviene y desvía las flechas que pretenden dañar a su gente. Estoy solo y muy acompañado, están ellos y está mi suegra Doña Celina; la generosidad vuelta mujer, el desprendimiento vuelta madre providente, está también mi tía Lupe y su amor por la palabra, algo de su magia intento vanamente replicar.

Miro alrededor… hay otros memoriales: al hijo ausente al que se le llora, al abuelo, a la hermana que se adelantó. Leo los nombres, las fechas, las plegarias de los hijos, de la esposa que pegó en la urna un rosario quizá como muestra de su fidelidad.

El coro desliza por debajo de la puerta otras notas que impregnan este maravilloso cubículo de la memoria.

♫♪Cuando de rodillas te miro, ¡oh! Jesús,
veo Tu grandeza y mi pequeñez.
¿Qué puedo darte yo? Sólo mi ser,
tuyo soy, tuyo soy. ♫♪.


El inconmensurable amor de Dios cae como un vapor sobre mí, el recuerdo agradecido y doliente de los deudos, la fecha en la urna que indica que era solo un niño, las flores de plástico que nunca marchitarán como no lo hará el amor, la certeza de que la vida es un regalo y de que estoy en deuda, las dudas que taladran; ¿lo hago bien? ¿me recordarán los míos con la fervorosa dedicación que veo aquí?


El pequeño espacio se vuelve inmenso, intenso, concentrado, no hay nada más, no hay afueras ni mañanas, veo la urna de mi madre, veo a mi madre. Te veo Rosa, tu dulce mentón y tu sonrisa pronta. Me recojo en tu regazo suave que huele a rosa, soy pequeño, siento miedo y cobijo al mismo tiempo.

Y ahora la idea de mi pequeñez, ante la rotundidad de Dios, de mi torpeza ante el tamaño de la responsabilidad. ♫Tu grandeza y mi pequeñez, dice el coro afuera, ♫Tuyo soy, tuyo soy

Imposible registrar con palabras la atmosfera en la que me sumerjo. No hay manera de hacerlo. El adjetivo numinoso ayuda, pero no alcanza, esa sensación de miedo y fascinación ante el misterio, ese Temor y Temblor que Soren Kierkegaard recoge de la Biblia, esa mezcla de humildad y reverencia.

Ya me sucedió en el Santuario de Lourdes, me sentí pequeño ante el reto de vivir con propósito, me sentí indigno en medio del dolor de todos los enfermos.


Solastro es una extraña y muy particular palabra, de un dialecto piamontés, que intenta explicar la sensación de pequeñez que experimentan los aldeanos que viven en las faldas de las montañas de los Alpes, la enormidad y la belleza apabullante que está cerca e inaccesible al mismo tiempo, los sobrecoge, los vuelve humildes ante el misterio de la cumbre inasible.


10 minutos pueden ser una eternidad, un remanso y un renovado impulso en este valle de lágrimas, 10 minutos de asombro ante lo eterno, de conciencia de la propia fragilidad, 10 minutos de rodillas que  son como una víspera gozosa de aquello que vendrá.

Y tú Rosa; la de la faz hermosa, la del dulce mentón de azúcar, la del olor a rosa; también me ves, de arriba abajo, una y otra vez, como siempre, me sonríes y satisfecha me dices con la mirada; que crees en mí y yo siento que aun en mi pequeñez, por tu amor que es puro amor de Dios, lo puedo todo.

El coro entona el canto de entrada:

♫♪ Caminaré en presencia del Señor, amo al Señor porque escucha mi voz suplicante, porque inclina su oído hacia mí♫♪

Rápido abandono la cripta y me incorporo a la celebración con un cierto olor a Rosa.

6 comentarios en “ LA ETERNIDAD EN 10 MINUTOS

  1. Patricia Villarreal 25 octubre, 2021 — 1:30 pm

    Que hermoso, y ante los que partieron solo nos queda recordar su amor y vivir honrando su memoria siendo personas de bien.
    Saludos.

    Me gusta

  2. Alma Gloria Rocha Conde 25 octubre, 2021 — 3:18 pm

    Graciaaasss, me encantoooo, tuve el privilegio de conocerlos, Don Gudelio, excelente y responsable esposo quien lesbinculco respeto, amor al trabajo, superacion , responsabilidad y un sinumero de adjetivos que podria agregar y la mami bendita matruska, que supo llevar su hogar con amor y dedicación, con gran esmero les hicieron y formaron excelentes hijos, bendecidos sean todos, gracias por compartir, felicidades

    Me gusta

  3. Arturo Marquez Hernandez 25 octubre, 2021 — 6:26 pm

    Una lectura muy profunda y si, hacerlo en soledad mejor..
    Gracias y un fuerte abrazo Ernesto..

    Me gusta

    1. Arturo, muchas gracias por visitar mi sitio. En soledad y muy acompañado. Garcias

      Me gusta

  4. Gracias Ernesto.
    Esos reencuentros con nuestros seres queridos hacen que recordemos nuestros orígenes y recobremos la escencia de lo que fueron ellos y ahora son parte de nosotros. Con tu texto nos haces una invitación que no podemos rechazar de viditar a los seres que ya partieron. Y con mayor razón en estas fechas tan significativas y llenas de nuestras hermosas tradiciones.

    Me gusta

  5. Hécto David Núñez Salazar 8 noviembre, 2021 — 4:33 am

    Gracias
    Gracias
    Gracias

    Sublime gracia

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close