“SOLO ESTELAS EN LA MAR”: HISTORIA DE UN EXILIO

Tumbada está su esposa enferma ya sin esperanza, el poeta sufre y contemplando la naturaleza a la que tanto le ha cantado, observa al olmo casi seco reverdecer y sueña, entonces, y pide otro milagro.